Tarjeta SD Ver más grande

Tarjeta SD 4/8/16/32 GB

Nuevo

  • 4GB
  • 8GB
  • 16GB
  • 32GB

Mas información

Paralelamente al desarrollo de los formatos digitales han ido aflorando y creciendo ciertas necesidades en el sector. Antes incluso que las necesidades de conectividad, las necesidades de almacenamiento eran más acuciantes. Desde los inicios se han buscado nuevos formatos para almacenar la información de manera más solvente y en el menor espacio posible. La fotografía digital no ha sido ajena a estas necesidades marcando tendencias en su mercado desde el primer momento y condicionando otros muchos en su camino.

En el inicio de la fotografía digital convivían múltiples formatos de tarjetas de memoria: Multimedia, Compactflash, SmartMedia, Memory Stick, XD y SD entre otros. Fueron estas últimas, las SD, las tarjetas por las que el mercado general se decantó por su tamaño óptimo para diferentes aplicaciones, su sistema de seguridad, sus casi nulos royalities y el empuje de determinadas marcas de electrónica y telefonía. Actualmente también las tarjetas Compactflash, de mayores prestaciones tienen su parte de mercado, pero especializadas en el sector de la fotografía profesional.

En este momento, la gran mayoría de dispositivos digitales como teléfonos móviles, ordenadores, cámaras fotográficas y videoconsolas utilizan la memoria SD en alguna de sus variantes (SDHC, MiniSD o MicroSD).

 Tamaño y velocidad

Tamaño y velocidad

A la hora de adquirir una tarjeta de memoria flash es importante tener en cuenta varios factores. No sólo se tiene que atender a la capacidad, al igual que en la tecnología actual, prima la velocidad de lectura y escritura. Una velocidad insuficiente hace abrumador el uso de una memoria por mucha capacidad que tenga.

Las cámaras de hoy en día hacen ráfagas con más fotogramas y trabajan con formatos de archivo más pesados. Por este motivo se hace capital un rápido acceso a las tarjetas de memoria. De ahí surgieron los nuevos formatos de alta velocidad, el Secure Digital High Capacity (SDHC) consiguiendo grandes tasas de transmisión de velocidad.

 

Clases

Clases

Las tarjetas SDHC tienen asociadas velocidades optimizadas para diferentes usos:

 

  • Clase 2: 2 Mb/seg
  • Clase 4: 4 Mb/seg
  • Clase 6: 6 Mb/seg
  • Clase 10: 10 Mb/seg

 

Clasificación definida universalmente y que marca un estándar de mínimos de velocidad. En la actualidad, nuevos modelos de SD, como la SDXC marcan la trayectoria del mercado, diseñadas para el vídeo en HD y 3D, son capaces de desarrollar tasas de transferencia de 100 Mb/seg y con capacidades de hasta 128 Gb por el momento.

 

 Consideraciones

Consideraciones

Las tarjetas, como cualquier dispositivo electrónico son susceptibles de estropearse. Por eso merece la pena invertir algo más y disponer de varias tarjetas en nuestros viajes. Es una lástima no poder tomar instantáneas por habernos quedado sin espacio o porque la tarjeta se haya estropeado.

Asimismo por seguridad es recomendable, contar con dos tarjetas de 8 Gb por ejemplo, en lugar de una de 16 Gb. En caso de perder información de la misma, mejor perder la mitad de la información.

Para mantener tus fotos a salvo, procura introducir la tarjeta con delicadeza, no apagar la cámara durante el proceso de lectura/escritura, formatearla periódicamente procurando hacerlo desde el ordenador, expulsarla del mismo de forma segura, guardarla en su funda cuando esté fuera de la cámara y por supuesto, no someterla a golpes ni temperaturas extremas.